Los hilos tensores son el tratamiento médico estrella del lifting facial ya que es un tratamiento sin cirugía y sin entrar a quirófano. Es una técnica que elimina arrugas y la flacidez facial propia de la edad, consiguiendo un rejuvenecimiento facial natural desde dentro hacia fuera.

Para llevarlo a la praxis, basta con marcar la zona con un lápiz blanco, una clínica experta en la técnica para aplicarlo, uno hilos de polidioxanona y el rostro rejuvenece en cuestión de horas.

Esta técnica también puede utilizarse en otras partes del cuerpo como puedan ser brazos, muslos, abdomen y glúteos, pero donde realmente rejuvenece de forma casi inmediata es en el rostro.

Los hilos tensores se recomiendan a partir de los 40 años, aunque en pieles muy envejecidas no es recomendable

Para qué sirven los hilos tensores

Los hilos tensores están recomendados para corregir todo tipo de arrugas y para cuando ya hay una flacidez significativa. En arrugas tanto las verticales como las horizontales de la frente, el decaimiento de cejas, flacidez en las mejillas, pliegues naso labial, redefinir óvalo fácil, cuello, etc.

Está técnica de rejuvenecimiento facial es muy poco invasiva y te permite volver a tu vida en cuestión de horas. Además, y al colocarse bajo la piel, contribuyen a la formación de colágeno y después de unos meses, se convertirán en agua y dióxido de carbono, absorbiéndose y no dejando ningún residuo.

Tipos de hilos tensores para el rejuvenecimiento facial

  • Los hilos de PDO o relleno: por su efecto con la aguja ya producen una reacción beneficiosa sobre el colágeno y además el PDO o polidioxanona dan un volumen y desencadenan la colagenosis y elastogénesis.
  • Los hilos de tracción que son aquellos que, como su propio nombre indica, tienen una función principal de tracción del tejido hacia su zona de origen. Estos también son de PDO o de policaprolactona (produce colágeno endógeno) pero en este caso llevan unas espículas que le permiten anclarse a la parte grasa para traccionar en la dirección deseada.

Se colocan en mejillas, surco nasogeniano, ojeras, código de barras, cola de la ceja, óvalo facial y su duración oscila entre 7 meses y 2 años dependiendo del hilo utilizado.

¿NECESITAS ASESORAMIENTO?

En Clínica Pitarch te los recomendamos ya que no se notan ni a la palpa ni a la vista, son reabsorbibles y muy seguros. Se pueden combinar con más tratamientos y sobre todo, tienen un efecto lifting casi inmediato.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad